Sale a la luz un anteproyecto del Código Penal Procesal por una comisión de expertos encargado por el Ministerio de Justicia de Alberto Ruiz-Gallardón en la que da la posibilidad a la Policía el uso de troyanos en sus investigaciones para acceder a los datos de los investigados.

Según recoge el artículo 350 del anteproyecto, El Tribunal de Garantías, a petición del Ministerio Fiscal, podrá autorizar el uso de datos de identificación, así como la instalación de software que permita de forma remota el examen del contenido de un ordenador, dispositivo electrónico, dispositivo de almacenamiento o bases de datos, si el consentimiento del titular.

En Alemania existe una ley parecida que se aplica en casos de terrorismo. En España y según este anteproyecto, se propone aplicarse en delitos de más de 3 años de prisión, así como para cibercriminales, terrorismo y organizaciones criminales siempre que un juez lo estime proporcionado.

Hay que remarcar que no solo se tendrá acceso a los datos almacenados (Imágenes, videos, documento de texto, etc…), sino también a contraseñas para redes sociales, para la banca y los sistemas de comunicación.

Está claro que este anteproyecto está dando y dará que hablar, pues deberán especificar en qué tipo de delitos será aplicable esta medida, así como el tipo de software. Todo ello al margen de las posibles violaciones de Derechos a la intimidad y secreto a las comunicaciones que podrían chocar.