Seguridad-informatica

Shin-Etsu es una compañía Japonesa la cual ha desarrollado un material que podría incrementar hasta 10 veces la capacidad de las baterías de iones de litio que usan los teléfonos móviles.

Esta empresa nipona esta está especializada en semiconductores, ha utilizado su tecnología para producir láminas de silicio, las cuales conservan la carga eléctrica de las baterías, alternativa al carbono usado normalmente. Dichas baterías podría empezar a producirse de manera masiva en 3 o 4 años, ya han enviado sus prototipos a fábricas de baterías dentro y fuera de Japón, para estudiar su coste y el desgaste con el tiempo de los materiales usados.

El mercado global de las baterías de litio será de unos 1,7 billones de yenes en 2017, un 50% mayor que en el 2012, de acuerdo con las proyecciones de la firma Fuji Keizai.

El mercado global de materiales usados en las baterías de iones de litio es controlado más de la mitad por fabricantes japoneses, del que son líderes Samsung SDI y Panasonic. La japonesa Hitachi Chemical está desarrollando una tecnología para incrementar la capacidad de las baterías utilizando aleaciones.

Por último recordar que las compañías de China y Corea del Sur están ganando posiciones con el desarrollo de nuevos materiales, para el desarrollo tecnológico en la capacidad como la seguridad de las baterías para móviles.