Cómo proteger tu privacidad en Internet

Internet se ha convertido en la red de comunicación más accesible del mundo, pero también en un canal de información muy peligroso ¿cómo proteger nuestros datos, identidad y privacidad?

Proteger tu privacidad en Internet

Proteger tu privacidad en Internet

La mayor parte de la población se encuentra en la red y publica de forma continuada información sobre sí misma, pero desconoce que tipo de herramientas debe usar para protegerse. Una contraseña alfanumérica, desconectar la sesión en ordenadores ajenos o visualizar que la actividad está teniendo lugar en una página segura son algunos de los primeros consejos que debes tener en cuenta para que nadie te sustraiga información personal.

Google también puede convertirse en una buena alarma si alguien pretende entrar en tu zona privada. Su sistema de alerta permite conocer qué se dice sobre nosotros en línea. Tan sólo tienes que entrar en Google Alerts y escribir tu nombre entre comillas, así aparecerá toda la información relativa a tu persona en el momento que alguien te nombre en Internet.

Facilitar información sobre nosotros es muy útil si necesitamos que nos contacten por motivos de trabajo, ventas de servicios o algún pretexto personal como una compra online. Lo habitual es proporcionar el email, el teléfono o el código postal, y exclusivamente la cuenta del banco. Siempre podemos negarnos, aunque nos arriesgamos a rechazar el servicio. No obstante, si es realmente necesario, confirma que es una página segura y no una estafa para enviarte publicidad o robarte.

Para impedir que alguien entre en nuestro ordenador también podemos cifrarlo ¿qué es? ¿cómo se hace? Es un proceso a través del cual los contenidos de nuestro ordenador se codifican con una contraseña para que nadie externo los pueda coger. Si eres usuario Mac tienes que ir a “Preferencias del sistema”, “Seguridad y privacidad”, seleccionar la pestaña “FileVault” y activarlo. En el caso de Windows hay que utilizar la unidad “Bitlocker”.

Desde Isersys esperamos que estos consejos os hayan resultado útiles para mejorar la seguridad de vuestra vida privada. Recordad que siempre hay que estar atentos a la hora de navegar por las redes y evitar todo tipo de páginas sospechosas.