Hre mis contraseñas más segurasRecuerdas aquel tiempo en el que memorizabas los números de teléfono de tu familia y amigos, pues ese tiempo acabo y ahora recordamos usuarios y contraseñas. Cada vez hay más aplicaciones y servicios para aprovechar todo el potencial de Internet, y la red de redes cada vez está más integrada en nuestras vidas; ordenadores, tablets y smartphones todos ellos con una cantidad increíbles de aplicaciones y servicios en los que es necesario identificarnos para acceder a ellos. Los servicios que ofrece internet han evolucionado en tecnología y número de forma increíble y seguimos con un método de identificación que apareció en la Edad Media, cuando el guardia de la puerta del castillo gritaba al visitante “Santo y sella”, lo que nos hace preguntarnos ¿Por qué? “La respuesta es simple. Es barato”, dijo Per Thorsheim, experto noruego en seguridad informática, uno de los organizadores de la PasswordsCon, el único congreso específico sobre contraseñas, que se celebrará en Las Vegas este mes de Julio. No le falta razón a Per Thorsheim, aplicar la biométrica para identificarnos supondría un gasto extra para las empresas y los usuarios.

La consejera de seguridad informática de Norton, Marian Merritt dijo “La gente nunca se había tomado en serio las contraseñas, y de repente tuvimos grandes problemas de privacidad”, y la llegada de Internet a nuestros dispositivos móviles complico el problema, un dispositivo en el cual la gente deja memorizada las contraseñas dejando abiertos todos nuestros servicios de Internet, y se nos puede caer del bolsillo o se nos puede olvidar en cualquier sitio, lo que expondría toda nuestra información a cualquier extraño. Todo esto ha hecho que darnos de alta en un servicio y elegir una nueva contraseña sea un dolor de cabeza para los usuarios.

Un estudio realizado por la empresa de seguridad informática McAfee concluyo que el 60% de los usuarios entran entre 5 y 20 sitios en los que son necesarios usuario y contraseña, con preferencia por las simples, y es que la contraseña más usada en Internet es “123456” y la palabra “contraseña” en los distintos idiomas, cuando por razones de seguridad la contraseña debería ser algo como “SD+-.m,GJHjsddsfsd834wmdjdsah$%&”, realmente ninguna contraseña es segura cuando estamos en el punto de mira de un hacker experto, pero no se lo pongamos fácil a los novatos.

Las empresas empiezan a ser conscientes de este problema, y es que memorizar 20 contraseñas distintas es un gran problema para los usuarios, ya tenemos servicios para la gestión de nuestras contraseñas como Lastpass, KeePass, 1Password, Dashlane y el iCloud Keychain de Apple, permitiendo el acceso personalizados con una sola contraseña, pero y si alguien se hace con esa contraseña, y es que es un hecho que la seguridad es inversamente proporcional a la comodidad.

Se estudian alternativas al sistema usuario-contraseña por ejemplo; Google está investigando un sistema de reconocimiento digital con anillos codificados o tarjetas de identidad en llaves USB, Apple registro una patente de reconocimiento facial y digital y FIDO Alliance requiere un sistema de reconocimiento táctil en las pantallas de los dispositivos móviles, a todas las empresas del sector de seguridad informática. Incluso se ha propuesto una “píldora contraseña”, que estuviera compuesta por un chip y una pequeña pila, este chip emitiría una señal de radio única cuando estuviera en el estomago del usuario, propuesta realizada por la jefa de investigación de Motorola, Regina Dugan.

De momento los único en los que coinciden los expertos en seguridad informática es en usar contraseñas lo más largas posibles que contengan letras (mayusculas y minusculas), números y  simbolos y nunca usar la misma para los distintos servicios.