Bug Bounty, el programa de seguridad informática de Facebook El compromiso de Facebook con la seguridad informática de su red social se mantiene mediante su programa Bug Bounty, después de dos años de funcionamiento supera el millón de dolares repartidos entre las 329 personas que han participado en dicho programa. Y aunque en estos dos años Facebook ha sufrido graves ataques informáticos, sigue apostando por este programa que ha demostrado ser un complemento muy beneficioso en su departamento de seguridad.
Facebook es consciente de lo importante que es proteger la información que millones de usuarios suben a su red social, datos personales apoyados con multitud de fotografías que permiten ver un reflejo de sus vidas, y garantizar el derecho a la privacidad y permitir al usuario elegir quien puede ver su información y quien no, es el valor mas importante que una red social puede ofrecer a sus usuarios y una de las razones por la cual un usuario se crea una cuenta en una red social. Un fallo en la seguridad informática de Facebook por el cual no se pudiera garantizar la privacidad conllevaría la perdida de millones de usuarios, con su consecuente perdida económica.
Por ello Facebook, a parte de tener su equipo de ingenieros informáticos especializados en seguridad, decidió reforzar su seguridad informática mediante la inteligencia colectiva que puede ofrecer Internet, aprovechando el afán de superación de todas las personas entendidas en seguridad informática lanzo el programa Bug Bounty, a través del cual Facebook recompensa económicamente a cualquier persona que reporte fallos en la seguridad informática de su red social, desde ingenieros hasta un joven de 13 años, la recompensa mínima ha sido de 500 $ y la máxima ha superado los 100.000 $.
Muchas empresas han sumado programas como este para mejorar su seguridad informática, incluso un gigante de la informática como Microsoft, ofrecía recompensas de hasta 100.000 $ a quien encontrara fallos de seguridad en su nuevo Windows 8.1, quedando demostrado que estos programas ofrecen a las empresas nuevas perspectivas en materia de seguridad que difícilmente se les ocurriría a ellas solas.