Hace unas semanas se leía que la NASA  migraba todos sistemas a Debian por una mejor seguridad, una mejor estabilidad y mejor rendimiento frente a Windows XP. Todo esto fue debido a que un astronauta llevara un portátil infectado con un gusano y este se propago por toda la red. Sin duda una gran noticia para los desarrolladores de Debian.

Ahora es Google es quien ha decidido poner su confianza en Debian para sus servicios de computación en la nube. Hay varias razones para que Google haya decidido elegir este sistema operativo como predeterminado para sus servidores. La primera es que es más económico, tanto que es gratis. También posee una gran base de clientes, una estructura y un uso que encaja con la cultura geek de Google.

Se puede leer en el blog de Google Cloud Platform que Debian 7 ofrece muchas mejoras frente a la versión anterior, lo cual ha sido esencial para elegir este sistema como predeterminado para su código fuente. Han actualizado  los documentos de consulta y darán soporte técnico a los equipos con Debian.

Está claro que en Debian están haciendo bien las cosas, pero no es la distribución de Linux más usado, entonces la pregunta es ¿Por qué no han elegido Ubuntu pese a ser la la distribución más usada y más conocida? Pues Ubuntu no lo está haciendo tan bien últimamente, en las últimas cuatro versiones no está siendo tan estable como debería, pérdida de clientes a favor de distribuciones como la propia Debian o Linux Mint y una política de financiación que no ha gustado a Google.