Google Glass desmontadas“Sorprendentemente simple” así es como podemos calificar las Google Glass. En el programa Glass Explorer se le ha permitido a uno de los invitados a desmontar por completo el dispositivo, lo que desvelo que la seña de identidad del dispositivo es la simplicidad.

La operación de desmontaje confirmo que el componente principal las Google Glass se pueden montar en otras monturas y otras gafas, aunque con un resultado por debajo de lo esperado, pues el sensor de proximidad no se comportaba de forma adecuada al utilizarlo con las gafas normales

Aunque la simplicidad es el sello de  las Google Glass, el proceso de despiece fue complicado en algunos apartados, pero no consiguió impedir la separación de todos los componentes, y poco a poco se fueron separando los módulos que controlan por ejemplo el touchpad lateral, o la pequeña placa con la CPU, un TI OMAP4430 acompañado de 16 GB de capacidad.

La cámara encargada de hacer las fotos y grabar los videos era bastante convencional, muy similar a la de muchos smartphones actuales. Lo más curioso de la cámara es su independencia respecto la pantalla, no hay conexiones entre ellas.

La pantalla funciona de una forma especialmente curiosa y aplica técnicas ópticas ingeniosas para mostrar la información en pantalla, con una resolución de 640×360. Cuando se desmontó pudimos comprobar el pequeño tamaño de este componente. Otros elementos interesantes fueron la batería de un polímero de Litio con una capacidad de 570 mAh o el altavoz.