Ya le llegó la hora Symbian. Aunque después de la salida de los primero dispositivos con Windows Phone, era una muerte anunciada. Nokia ya dejó claro de que Windows Phone iba a ser el futuro, y mucho han tardado en anunciar que este verano se hará los últimos envios de terminales con Symbian.

Quizás la razón por que se ha retrasado tanto este anuncio, es porque hasta 2012 Symbian vendía más que Windows Phone y matarlo era algo que se pudiera permitir. Aun así, en el primer trimestre de 2013, desde Nokia se han enviado medio millón de terminales con Symbian, una cifra aún bastante alta teniendo en cuenta el tiempo que Windows Phone lleva entre nosotros y varios meses con Windows Phone 8.

Aunque haya llegado la muerte de Symbian en cuanto a soporte, pero no en software, pues aún hay muchos fans de Symbian. La razón de este anuncio es bien sencilla, según Nokia, es que hacer un teléfono para Symbian les llevaba 22 meses, para Windows menos de un año.