Nokia vende su divión de telefonía móvil a MicrosoftLa operación de compra anunciada hoy por Microsoft, aun está a expensas del visto bueno de los accionistas de Nokia y a la aprobación del regulador, pero la intención de las dos compañías es finalizar el proceso de compra en el primer trimestre del 2014. Microsoft pagará a la empresa finlandesa 3.790 millones de euros por la unidad de fabricación de móviles y 1.650 millones de euros por la cartera de patentes, resultando una operación de compra de 5.440 millones de euros, en la cual también están incluidos unos 32.000 empleados de Nokia que pasaran a la plantilla de Microsoft.

Nokia se rinde ante el mercado que una vez lidero y vende su división de telefonía, aquella que le dio a la marca finlandesa su reconocimiento mundial pero que no supo adaptarse a la incorporación de Internet en el teléfono móvil perdiendo una gran cuota de mercado, lo que origino una alianza entre Nokia y  Microsoft en Febrero del 2011 en un intento infructuoso para devolver a Nokia a la primera línea del mercado. A pesar de los lanzamientos de nuevos dispositivos móviles muy esperados y muy prometedores, como el Nokia Lumia 925 o el 1020, parece que no han conseguido elevar el número de ventas según lo esperado por Nokia, abandonando así el sector de la telefonía móvil.

El retraso en la adaptación de Nokia a las nuevas tendencias de los smartphones y tablets, obligo a Nokia a prescindir de unos 20.000 empleados y reducir primas. Sus perdidas acumuladas en los últimos nueve trimestres rondan los 5.000 millones de euros y en el segundo trimestre de este año las ventas de móviles cayeron en 27%.

 “Es un ambicioso paso para el futuro, una situación que beneficia a ambos, a los empleados, a los accionistas y a los consumidores. Los dos equipos juntos acelerarán la cuota de mercado de Microsoft y sus beneficios en teléfonos”, declaró Steve Ballmer, consejero delegado de Microsoft, quien abandonara su puesto poco después del cierre de esta operación.

Esta operación de compra es muy similar a la que se produjo en 2011 cuando Google compro la división de telefonía móvil de Motorola, de esta forma el sector de las comunicaciones móviles relaciona cada vez más los dispositivos móviles, sistemas operativos y aplicaciones.

“Para Nokia este es un importante paso para reinventarnos y fortalecer nuestra posición financiera e iniciar nuestro siguiente capítulo”, indicó en el comunicado conjunto el nuevo consejo delegado de Nokia, Risto Siilasmaa. Seguramente el lector no lo sepa, pero Nokia se fundó en 1865 como una fábrica de papel cerca de la ciudad de Tampere, que se fue trasformando en un grupo de empresas que al principio del siglo pasado fabricaba botas de gomas y se introducía en el mercado emergente de la electricidad, asi que podemos asegurar que esto solo cierra un capítulo en la historia de la empresa y no el comienzo de la desaparición de Nokia.