Wi-Vi es el nombre del nuevo sistema Wifi que está siendo estudiado en el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) teniendo como responsable del proyecto a la profesora Dina Katabi y su alumno Fadel Adib, los cuales pretende con tan solo dos antenas y un receptor Wifi detectar el movimiento humano que pueda haber detrás de las paredes de un edificio.

Wi-Vi como ha sido nombrada anteriormente,  permitiría por ejemplo en caso de emergencia poder buscar posibles heridos en derrumbes de edificios, terremotos. Por otro lado y abaratando los costes de los dispositivos de radares y sónar permitiría funcionar como un nuevo sistema de seguridad de detector de movimientos pudiendo también ser utilizado por las autoridades para saber y localizar a los delincuentes que se encuentre en edificio.

¿Cómo funciona?

Una señal Wifi al ser enviada de una habitación a otra no pasa la totalidad de la señal,  sino que esta se degrada cuantos más obstáculos atraviesa. Esto se debe a que cuando transmitimos la señal desde una habitación a otra, parte de la señal es absorbida por las paredes, otra parte rebota en las personas y un pequeño porcentaje llegan a la habitación y se reflejan en los objetos que allí se encuentran.

Mediante el uso de las dos antenas mencionadas anteriormente se envía dos señales muy parecidas pero siendo una inversa a la otra (Por tanto se anulan), de esta forma se consigue eliminar el pequeño porcentaje  que se reflejan en los objetos de la habitación, quedando solo con el reflejo de los objetos en movimiento, como el de una persona que podría encontrarse en ella. Este es el principio de la tecnología Wi-Vi.

Futuras Aplicaciones

Además de todo lo mencionado anteriormente, Wi-Vi es capaz de detectar los gestos de una persona, como el movimiento de los brazos, permitiendo que en un futuro se pueda crear una interfaz basada en el movimiento, aplicación muy parecida a WiSee de la cual puedes obtener más información aquí.