Un tribunal confirma la culpabilidad de Google La gran mayoría conocemos el servicio Street View de Google. Un servicio que nos permite ver a nivel del suelo la mayoría de las calles del mundo desde la pantalla de nuestro ordenador o de nuestros dispositivos portátiles. Esta tecnología usa bases de datos de redes Wifi para saber la localización exacta de nuestro dispositivo. Toda la polémica empezó cuando las autoridades pregunto a Google que información obtenían sus coches al pasar por las calles realizando las fotos. Google descubrió que obtenido información privada de las redes Wifi abiertas, como números de teléfono, mensajes, contraseñas o correo electrónicos. Por esto Google fue demandada y ahora un tribunal de San Francisco da la razón a los demandantes y confirma la culpabilidad del buscador online.

A pesar de que Google declaro en su defensa, que la recogida de la información no fue intencionada y que las redes Wifi estaban abiertas, por lo tanto, su señal esta a la escucha de todos, el tribunal da por  buena una decisión judicial anterior en la que las captura de información de Google atenta la Ley de Escuchas de los Estados Unidos.

Ahora Google se plantea el seguir con el proceso judicial o llegar a un acuerdo con los demandantes.