Seguridad-informática

Gestionar los datos contratados en un móvil se ha convertido en una actividad a la que nos estamos acostumbrando dadas las estrecheces impuestas por el escaso volumen que ofrecen los operadores para nuestros móviles. Ver un vídeo en YouTube o hacer una videollamada son ejercicios de riesgo si lo hacemos con el 3G, pero parece que alguien se está preocupando mucho de este tema que es una realidad. Siguiendo la senda marcada por Opera, la versión para iOS de Chrome cuenta con un sistema de compresión de datos que permite un considerable ahorro cuando navegamos por la red.

Esta tecnología, que existía desde hace un tiempo, se está distribuyendo ahora en masa entre los usuarios de los equipos con la plataforma móvil de Apple.

La compresión de datos de Chrome consta en comprimir y minimizar los recursos en HTML, JavaScript y CSS, eliminando los innecesarios espacios en blanco, comentarios y otros metadatos que no son esenciales para el renderizado de las páginas. Estamos hablando de un ahorro de hasta un 50% en determinados sitios.